Ya sea por la rapidez con la que obtenemos nuestra extracción o por no usar ningún tipo de solvente, Rosin tech se ha convertido en una de las técnicas de extracción más conocidas en el mundo de los concentrados.

La extracción de Rosin es tan simple que, en solo unos minutos, podremos degustar el concentrado obtenido de la extracción realizada. Para ello necesitamos:

  • tan solo unos gramos de marihuana repartidos en pequeñas porciones (0,2 g)
  • una plancha para alisar el cabello, un trozo de papel sulfurizado (papel de horno)
  • un guante de cocina o similar para evitar quemaduras
  • un dabber

 

Proceso de extracción Rosin tech

 

  1. En el proceso de extracción mediante la técnica Rosin tech, en primer lugar, precalentaremos la plancha para el pelo y, mientras esperamos, iremos preparando trozos de papel sulfurizado que nos servirán para envolver las porciones de cogollo que ya tengamos preparadas.
  2. Una vez la plancha haya alcanzado la temperatura deseada introduciremos los cogollos envueltos anteriormente entre las placas de la plancha y ejerceremos la máxima presión sobre los cogollos durante unos segundos, provocando que la resina de estos quede impregnada en el papel sulfurizado con el que están envueltos y en contacto.
  3. Por último, para recolectar de manera correcta el Rosin del papel, usaremos un dabber o cuchilla, en caso de no disponer de dabber. Iremos pegando el material al dabber con mucho cuidado y lo iremos pasando a un oil slick u otro trozo de papel sulfurizado limpio.

 

El método Rosin tech también puede ser un buen método de aprovechamiento de materiales de baja calidad, convirtiéndolos en un material dabbeable. Por ejemplo, nos permite hacer diferentes pasadas de un mismo material o utilizar materiales de baja calidad extraídos con diferentes métodos, como el material obtenido en las mallas de mayor micraje de bubble hash.

En el caso de utilizar el material resultante de las mallas de mayor micraje de bubble hash también necesitaremos un trozo de malla de 25 micrones para retener la materia no deseada.

¡Ojo! Hay que tener en cuenta que tanto la temperatura como el tiempo de presión sobre los cogollos determinará, en parte, la calidad de nuestra extracción de Rosin tech, puesto que a mayor temperatura y tiempo de presión mayor será la pérdida de terpenos.
A continuación os mostramos una relación indicativa de la temperatura y el tiempo de presión más comúnmente utilizados en esta técnica.

 

Temperatura – Tiempo

80º-90ºC         25-30 seg
100º-120ºC    15-20 seg
120º-130ºC     8-12 seg
130º-150ºC     4-6 seg

 

Extrayendo Rosin con Ripper Seeds:

 

Para poner en práctica esta técnica de extracción de resina nos fuimos a visitar a nuestro equipo de Ripper Seeds, que ya nos tenía preparados unos cogollos de la excelente Zombie Kush y otros de Criminal+. No hacia falta ni tocarlos para que nos inundase un intenso olor terroso con notas punzantes, algo típico de algunos fenotipos Kush.

Con todos los materiales preparados y la plancha precalentada a una temperatura constante de 110ºC empezamos a dar presión con las placas de la plancha. Pasados 15 segundos pudimos observar un buen retorno en la extracción, la cual se apreciaba en pequeñas gotas distribuidas por el papel sulfurizado. El no utilizar una temperatura muy elevada nos permitió salvaguardar todos los terpenos presentes en los cogollos, lo cual hizo que tuviéramos como resultado un Rosin de excelente calidad.

También pudimos probar la extracción con pequeñas porciones de alguna otra variedad, lo que nos demostró que no todas las variedades son idóneas para hacer Rosin, puesto que bajo los mismos patrones de temperatura, presión y tiempo no todas las variedades nos daban la misma cantidad de retorno, teniendo todas un alto porcentaje de resina en los cogollos.

Aún queda mucho por investigar alrededor de esta técnica, pero sin duda el Rosin tech marcará un antes y un después.

 

Jhonny_Pot.