En este post me gustaría hablar de los tipos de poda que podemos aplicar a nuestras plantas de marihuana.
Veremos como se realizan las técnicas de LST, Suppercropping, poda de bajos, poda apical y, por ultimo, haré mención a la llamada poda FIM.
Cada planta se adaptará mejor a un tipo de poda y será decisión de cada cultivador elegir la que más se adapte, tanto a su espacio de cultivo como a las exigencias de sus plantas, sin olvidar que todos los tipos de poda o corte que realizaremos a nuestra planta debería ser siempre con material previamente esterilizado (Limpieza con alcohol).

 

Poda Lst (Low Stress Training)

 

LST son las siglas en inglés de lo que conocemos como trenzado de bajo estrés. Esta técnica de poda para plantas de marihuana consiste, básicamente, en atar las ramas para redirigirlas hacia la dirección que más nos convenga en cada momento. De este modo, dejaremos a las demás ramas que ocupen su lugar, consiguiendo un crecimiento mas frondoso y aumentando la producción de flores en cada planta.

Debemos tener en cuenta que no todas las cuerdas serán útiles. Es recomendable que la cuerda que usemos no dañe el tallo de la planta.

Esta forma de dominar la vegetación de nuestras plantas puede ser muy recurrente en cultivos que deban ser de lo más discretos, puesto que podremos hacer que nuestra planta pase gran parte de la fase de crecimiento de forma horizontal.

 

Suppercropping

 

Esta técnica no se podría considerar una poda por sí misma, pero con ella conseguiremos dirigir o frenar el crecimiento de nuestras plantas de marihuana, según las necesidades de cada momento.

El Suppercropping consiste en elegir la parte de la planta cuyo crecimiento queremos ralentizar y, con muchísimo cuidado, pondremos la parte del tronco entre nuestros dedos, procediendo a retorcer y apretar hasta sentir un leve chasquido. En un principio puede parecer que esta técnica es muy agresiva, pero veréis como ese tallo que ahora queda menos erguido, al día siguiente se habrá recuperado creando un pequeño callo y dejando a las ramas que están por debajo crecer con mayor vigor.

Este procedimiento se puede realizar tanto en crecimiento como a principios de floración. En la fase final de floración ya no podremos redirigir ningún tipo de crecimiento, ya que las plantas estarán centradas en la maduración de las flores.

 

Suppercropping, técnica de poda de plantas de marihuana

Poda de partes bajas

 

La poda de partes bajas es una de las técnicas más usadas por todos los cultivadores de interior, ya que si no la aplicamos la producción se ve rebajada de forma drástica y vemos como gran parte de la cosecha llega a ser de flores pequeñas. Si no queremos sufrir este problema, la solución es realizar la poda de partes bajas.
Una buena poda de bajos consistirá en quitar de 5 a 8 ramas bajas, según el tamaño de las plantas de marihuana que estamos cultivando, y durante el principio de la fase de floración, antes de llegar a los 20 días de floración.

Con esto conseguiremos que las flores que ya se han ido formando empiecen ha tomar mas fuerza, llegando a incrementar su tamaño considerablemente.

 

Poda de partes bajas de una planta de marihuana

 

Poda apical

 

La poda apical es una de las más conocidas por la mayoría de cultivadores, ya que fue una de las primeras en darse a conocer, quizás, por el resultado final de obtener dos formaciones de cogollos “centrales” en una misma planta.

Esta técnica consiste, principalmente, en cortar la parte superior del tallo de la planta, entre el primer y segundo estadio, dejando sin cortar los dos brotes jóvenes que encontramos en cada estadio de la planta.
Estos dos brotes comenzarán a aumentar su crecimiento en unos días y con esto veremos incrementada la producción de flores en nuestras plantas de marihuana.
Este tipo de poda se recomienda hacer en la fase de crecimiento, ya que así daremos tiempo para que los dos brotes empiecen ha adquirir un tamaño considerable.

 

Poda FIM ( Fuck I Missed)

 

Esta técnica se descubrió por accidente cuando su creador intentó realizar la poda apical y dejó una pequeña parte del nudo superior. Pasados unos días vio como se crearon varios nuevos brotes de los que crecieron nuevas ramas.

La realización de la poda FIM es sencilla, solo debemos cortar en ángulo el 80% del nudo superior de nuestra planta de cannabis (similar a la poda aplical). Si hemos realizado el corte debidamente, en tan solo unos días, podremos ver como empiezan a salir esos nuevos brotes.

Esta vez, como novedad, me gustaría hacer a todos los lectores una pregunta que podréis responder en un comentario en el blog.

¿Cual de estas podas te parece más positiva?

Una semana más gracias por vuestra lectura y muy buenos humos a todos.

Jhonny_Pot.

Centro de Preferencia de Privacidad

Necesarias

Permite saber si se han aceptado las cookies por parte del usuario.

rememberMe7698, viewed_cookie_policy

Publicidad

Se utilizan para recordar tus preferencias de navegación.

1P_JAR

Analítica

Permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la navegación que hacen los usuarios. Gracias a ello podemos estudiar el uso del sitio Web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que te ofrecemos.

_ga, _gat, _gid

Otras