+34937250967 9:30h - 18:00h GMT+2
  • es
  • en
  • fr

Conseguir licencias para cultivar plantas de marihuana está siendo todo un reto aún a día de hoy, donde en pleno siglo XXI todavía nos atan leyes sobre cultivo de plantas medicinales relacionadas con estupefacientes de los años 60. Está claro que la medicina desea avanzar y cada vez se solicitan más permisos para poder trabajar con el cannabis medicinal con fines terapéuticos. De hecho, hasta la fecha, el Gobierno declaró que habían recibido 160 solicitudes para autorizar el cultivo de cannabis.

 

Alcaliber: primera empresa española con licencia para cultivar marihuana

 

A principios de año, se daba la noticia de que la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente de los Ministerios de Sanidad, concedió autorización a Alcaliber para poder cultivar cannabis de manera legal en una gran superficie, un área de 1.086 hectáreas. Alcaliber es una empresa farmacológica líder en la Industria Mundial de Estupefacientes de morfina y tebaína.  También produce adormidera, codeína y otros estupefacientes y narcóticos destinados a la industria farmacéutica y principalmente a la fabricación de analgésicos para tratar el dolor, entre otros. El 93% de su materia prima se exporta en 67 países y desde hace años, y antes de obtener el permiso para cultivar cannabis, ya contaba con luz verde para el cultivo y producción de otros estupefacientes y narcóticos para uso medicinal.

 

Nave dedicada al cultivo de plantas de marihuana

 

Con las dimensiones de cultivo de cannabis en campo abierto, Alcaliber podría producir millones de plantas de marihuana de manera totalmente legal y autorizada, con una concentración de THC de hasta el 0,2% y con fines claramente medicinales y terapéuticos.

De este modo, Alcaliber se ha convertido en la primera empresa española con licencia para el cultivo legal de cannabis juntamente con la producción, fabricación, importación, exportación, distribución y comercialización.

 

Cabe destacar que Alcaliber nunca ha querido alardear de ello ni salir en la prensa y han sido discretos y escuetos en sus declaraciones. Comentan que no tienen departamento de comunicación y que no se prestan a entrevistas ni declaraciones, remitiendo cualquier consulta o petición de ese tipo al Ministerio de Sanidad ya que no quieren jugarse su licencia. Por parte de la Agencia del Medicamento tampoco quieren dar mucha información sobre permisos al tratarse de producción de estupefacientes. De hecho, en Alcaliber disponen de permiso ya desde octubre del 2016 y cumpliendo los criterios y requisitos de la legislación del 1967, según la Convención de las Naciones Unidas de 1961 y la orden española de 1963 sobre cultivo de plantas medicinales relacionadas con los estupefacientes.

 

Por otro lado, Alcaliber se asoció con la empresa canadiense Canopy Growth Corporation para compartir conocimientos y materia de la planta cannábica, hecho que Canopy Growth considera algo estratégico teniendo un socio en tierras europeas. Es una unión destacable ya que Canopy Growth es una gran compañía que cotiza en bolsa con un negocio internacional y Alcaliber es líder en industria farmacéutica y producción de estupefacientes médicos.

 

Otras entidades autorizadas para el cultivo de marihuana

 

Además de dicha empresa, también encontramos otras entidades que disponen de permiso para cultivar marihuana de manera legal con fines terapéuticos, medicinales, de investigación o educativos: CIJA-Preservation, DJT Plant Spain S.L., Phytoplant y la Universidad Politécnica de Valencia. Todas ellas conforman el total de las únicas 5 entidades en toda España que tienen autorización en vigor para cultivar marihuana de manera legal hasta un máximo de 20.000 hectáreas.

 

Nave dedicada al cultivo de plantas de marihuana

 

En Phytoplant, también son prudentes con la información que dan públicamente aunque su portavoz ha afirmado que su cultivo está destinado a fines de investigación y usos medicinales. Desarrollan distintas variedades de cannabis para estudiar sus composiciones químicas y efectos terapéuticos, aunque la información sobre su producción es confidencial, según argumentan.

También sabemos que sus plantaciones se encuentran en Córdoba pero no quieren dar datos más exactos ya que quieren evitar cualquier polémica. Los vecinos de la zona ya han llamado en ocasiones anteriores a la Guardia Civil al sentir el olor de los campos de cultivo de marihuana. Sin embargo, cuando vienen los agentes, ellos mismos pueden comprobar que tienen todos los permisos en vigor y que todos los papeles están en regla.

 

Cannabis terapéutico

 

En la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), están estudiando la genética de la planta para conseguir la creación de un híbrido de cannabis medicinal y terapéutico, encargado por la empresa valenciana Hemp Trading, que patrocina dicha investigación. La planta cannábica contiene diversos químicos que producen efectos distintos:

  • Por un lado tiene el THC, que es la sustancia psicotrópica o psicodélica.
  • Por otro lado, contiene cannabinoides como el CBD, el componente con tanto interés médico por los efectos paliativos que produce y que son tan beneficiosos para combatir muchos dolores y enfermedades.

 

El objetivo del estudio es poder hibridar la planta cannabis para que contenga contenido alto de CBD y niveles muy bajos o casi inexistentes de THC. De esta manera tendríamos un cannabis legal de uso totalmente terapéutico y medicinal, teniendo en cuenta que el contenido de THC máximo que podemos tener legalmente en el territorio español es del 0,2%.

 

Nave dedicada al cultivo de plantas de marihuana

 

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios concedió el permiso a la vez que exigió la presentación del proyecto detallado y unos controles exhaustivos durante la realización del estudio y las investigaciones: un plan de trabajo, materiales y la máxima seguridad. Los científicos trabajan en un espacio relativamente reducido para su cultivo, una cámara de cultivo similar a un congelador de 10 metros cuadrados, cerrada bajo llave y con un control minucioso de las personas que tienen acceso a él. Sólo se les permite trabajar con 100 ejemplares en estado de plántula, sin flor y hasta 20 ejemplares en estado de floración.

Los investigadores, algunos catedráticos de la UPV, son los responsables de transportar el material desechable al puerto de Valencia para que la misma Policía lo destruya. Los científicos lo llevan con su propio vehículo y siempre con la autorización de la AEMPS en mano para no ser confundidos por traficantes, por si les para la Policía.

 

Estas son las 5 únicas entidades que podemos encontrar en España con permiso para cultivar cannabis. Y como podemos comprobar, todavía son las leyes de hace 50 años las que bloquean los avances científicos y médicos con plantas naturales con efectos tan positivos y beneficiosos como el cannabis.

 

Muchos enfermos, investigadores y entidades siguen reclamando la revisión de dichas leyes para una regulación nacional adaptada a la actualidad, para que la sociedad pueda beneficiarse de esta planta milenaria y de sus propiedades medicinales de los cannabinoides como uso terapéutico.

 

Centro de Preferencia de Privacidad

Necesarias

Permite saber si se han aceptado las cookies por parte del usuario.

rememberMe7698, viewed_cookie_policy

Publicidad

Se utilizan para recordar tus preferencias de navegación.

1P_JAR

Analítica

Permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la navegación que hacen los usuarios. Gracias a ello podemos estudiar el uso del sitio Web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que te ofrecemos.

_ga, _gat, _gid

Otras

No hay productos