+34937250967 9:30h - 18:00h GMT+2
  • es
  • en
  • fr

Son muchas las plagas que pueden perjudicar a nuestra planta de cannabis. En el artículo de hoy hablaremos de las orugas que pueden aparecer sobretodo en cultivo exterior, donde pueden posarse infinidad de insectos y poner huevos sin apenas darnos cuenta hasta que el mal se empieza a notar. Por ello, tenemos que ir observando de cerca nuestro cultivo para poder ir detectando cualquier posible plaga y divisar huevos de futuros parásitos que destrocen nuestra cosecha.

Los orugas o gusanos son una plaga que, si actuamos de inmediato, son muy fáciles de eliminar. La mayoría de gusanos que podemos encontrar en nuestras plantas vienen de larvas de polillas, es decir, huevos de las típicas mariposas peludas que podemos ver volar de noche.

 

Oruga que puede afectar a nuestra planta de marihuana

Fuente: muy interesante

 

La mariposa pone huevos en las partes más altas de la planta de marihuana, en las flores y en los cogollos donde los gusanos recién nacidos encontrarán su alimento para sobrevivir y crecer. Según el tipo de mariposa, el gusano pueden tener un tono verde, amarillo, blanquecino… y son pequeños y redondos. El gusano nace y empieza a comer, causando pequeños agujeros en las hojas o comiéndose los bordes de la misma. En 2-4 semanas, ya habrá crecido cambiando de color y buscará un lugar para construir su capullo. De ahí, sale la mariposa y vuelve empezar de nuevo el ciclo.

Sobretodo en la época de floración deberemos cuidar especialmente los cogollos ya que sus zonas más blandas son las primeras que empezarán a devorar las orugas.

 

¿Cómo detectar una plaga de orugas?

 

Cuando la plaga esté avanzada será bastante evidente y veremos rápidamente cómo devora nuestra planta de marihuana. Pero al inicio del ciclo, no será tan fácil y por eso podemos tener en cuenta algunos consejos básicos.

  • Mariposas: si las ves volar por encima de tus plantas, intenta evitarlas y empieza a observar que no hayan dejado huevos.
  • Huevos: puedes encontrarlos en las flores o en las hojas, sobretodo en las partes superiores de la planta y en zonas de la hoja más cercanas al tallo.
  • Agujeros en las hojas: si tienes agujeros o las hojas están roídas por los bordes, es que los gusanos ya han salido de los huevos y se están alimentando a base de tu planta de cannabis mientras crecen a la vez.
  • Excrementos: Mirar si hay rastro de defecaciones que el gusano va dejando por su paso. Son de color oscuro y pueden traernos más problemas provocando botrytis, entre otros hongos.
  • Manchas oscuras en el cogollo: si la oruga se hace con esta zona, veremos cómo la flor tiene partes podridas y marrones.  Vigilar mucho la flor y el cogollo ya que es de lo primero que se comerán en un abrir y cerrar de ojos.
  • Observar de noche: ya que es cuando las orugas están más activas. De día se camuflan y no se quedan visibles en las hojas.

 

Orugas en planta cannabis

Fuente de la fotografía: Cannabis Cultura

¿Cómo eliminar una plaga de orugas?

 

Tan pronto como detectemos que tenemos orugas, debemos actuar con rapidez inmediata si no queremos quedarnos sin planta.

  • Quitarlas a mano: Es lo primero, aunque parezca muy obvio es muy importante ya que puede ser que cuando las veamos no tengamos a mano ningún producto especializado ni queremos poner cualquier cosa que vaya a dañar nuestra planta. Así que, te toca hacer de tripas corazón y sacar todas las que veas en tu planta de cannabis.
  • Insecticidas biológicos: son los más recomendables para no dejar restos químicos, sobretodo en fase de floración o cercana a ella, así que aconsejamos usar productos biodegradables que ataquen de manera natural a los gusanos y orugas. Tenemos por ejemplo el Bacillus Thuringiensis (una vez a la semana durante 3 semanas), Mittel, Bio Thur, Prirepot… Según lo avanzada que esté la plaga o cómo de grandes se hayan hecho los gusanos te pueden servir más unos u otros.
  • Remedios caseros: también puede ser útil la infusión de pimiento y ajo o la mezcla de pelitre y rotenona.
  • Depredadores naturales: como la avispa Trichogramma, Apanteles, Trichoderma Hamatum, Podisus maculiventris, Orius spp.y crisopas…

 

Nota: importante no aplicar producto si estás en los 15 últimos días antes de cosechar. En ese caso, simplemente no eches ningún insecticida y retira todas las orugas posibles manualmente.

Otra cosa a tener en cuenta es que nos fijemos en que no quede rastro de ellas. En el momento de la cosecha y de secado, cuando cuelgues la planta abajo y se sequen, los gusanos ya no tendrán alimento verde y fresco y se mudarán. Seguramente busquen otro espacio donde construir su capullo y volverán a empezar el ciclo. Así que atento para que no tengas capullos o huevos por rincones de tu casa que luego se conviertan en la siguiente generación de devoradoras de tu planta cannábica.

Centro de Preferencia de Privacidad

Necesarias

Permite saber si se han aceptado las cookies por parte del usuario.

rememberMe7698, viewed_cookie_policy

Publicidad

Se utilizan para recordar tus preferencias de navegación.

1P_JAR

Analítica

Permiten cuantificar el número de visitantes y analizar estadísticamente la navegación que hacen los usuarios. Gracias a ello podemos estudiar el uso del sitio Web, y mejorar así la oferta de productos o servicios que te ofrecemos.

_ga, _gat, _gid

Otras

No hay productos