En un artículo anterior hemos visto cómo la araña roja y los ácaros pueden afectar a nuestra planta de marihuana. En el post de esta semana, nos gustaría profundizar sobre los microácaros (Phytonemus Pallidus o Steneotarsonemus Pallidus) o el llamado ácaro de la vid (Calepitrimerus vitis) -que sobretodo afecta a cosechas de viñedos- porque son una de las plagas más complicadas que nos podemos encontrar.

Estos ácaros sobretodo proliferan en los meses de calor, así que nos gustaría orientarte con algunas medidas preventivas y distintas soluciones para librarte de ellos.

Para empezar con algunas diferencias básicas según el tipo de ácaro:

  • La araña roja es como la hermana mayor de la familia de los ácaros. Podríamos detectarla con un microscopio de bolsillo, así como a los ácaros que pueden llegar a medir alrededor de 1mm.
  • En cambio, los microácaros son casi invisibles, pueden medir sobre los 0,2 mm y eso pone en peligro nuestra planta, ya que si no nos damos cuenta pronto, en unos días pueden multiplicarse y reproducirse a una velocidad estrepitosa convirtiéndose en una plaga realmente dañina para nuestra planta de marihuana.

 

Microácaros en hoja marihuana

Foto de Cannabis Magazine

Cultivo limpio y desinfectado

Antes de empezar cualquier cultivo, aconsejamos limpiar y desinfectar en profundidad nuestra zona de cultivo para evitar que puedan haber quedado huevos de cualquier tipo.

La tierra también debería estar limpia. Los huevos pueden pasar el invierno en la tierra hasta eclosionar, por lo tanto, si la planta ha estado infectada esa temporada por cualquier tipo de ácaro, no sería aconsejable reutilizar esa tierra para una nueva planta ya que seguramente habrán múltiples huevos fuera del alcance de nuestra vista que se queden y permanezcan hasta la siguiente temporada.

 

¿Cómo sé que tengo microácaros o el ácaro de la vid?

Efectos visibles de los microácaros en nuestra planta cannabis

Efectos visibles de los microácaros en nuestra planta cannabis

Como comentamos en el artículo anterior sobre la araña roja y los ácaros, los síntomas que podemos detectar si tenemos microácaros son similares y debemos darle importancia porque será la única manera que tendremos para detectar si estamos sufriendo una plaga de microácaros en nuestra planta de marihuana:

  • Deformaciones en las hojas
  • Manchas blanquecinas
  • Oxidación de las flores y pistilos marrones
  • Paro del crecimiento de la planta

 

 

Cómo eliminar la plaga de forma biológica

Para eliminar la plaga de microácaros, puedes seguir alguna de las fórmulas que te exponemos a continuación:

  • Mezcla de Jabón potásico + Aceite de horticultura

La primera opción que podríamos considerar más lógica para solucionar una plaga, es la opción biológica y más natural que tengamos a nuestra alcance para evitar ser muy agresivos con la planta, e incluso con nosotros mismos. Esta mezcla nos funciona como un insecticida natural que deberemos usar para rociar y fumigar por toda la planta. La mayoría de insectos y, por lo tanto, de ácaros suelen concentrarse en el reverso o la parte inferior de las hojas, así que procuraremos fumigar notablemente en esas zonas. También se puede combinar una mezcla de jabón potásico con piretrinas.

 

  • Aceite de Neem

Aceite de Neem para prevenir microácaros

Es un producto muy fácil de usar y lo puedes encontrar en cualquier grow shop. Lo mezclas según las instrucciones y lo pones en tu pulverizador.

Si tienes una plaga abundante en tu planta de marihuana, puedes incluso fumigar con aceite de Neem cada día pero también intenta compensar y cuidar la planta con otro tipo de nutrientes para que no se vea tan castigada. Evita rociarlo sobre los cogollos porque tiene un olor y un sabor fuerte. No hace falta que nos esperemos a tener la plaga encima, el aceite suele aplicarse como medida preventiva en los cultivos de marihuana.

 

  • Insecticidas orgánicos

Puedes preguntar en tu grow shop de confianza y ellos te podrán orientar con varios modelos y marcas. Algunos necesitan aplicarse cada día, otros cada 8 horas, etc. Así que puedes consultar la opción que te vaya mejor según el tiempo que puedas dedicarle.

 

  • Depredadores naturales

El más común es el Amblyseius (californicus; A. stipulatus), y luego puedes encontrarte otros tipos como: Typhlodromus (pyri, T. phialatus), Phytoseiulus (persimilis), Euseiulus (scutalis), Kampimodromus (aberrans), etc.

 

Recomendaciones a tener en cuenta

  • Usar mascarilla y guantes. Sí, aunque se trata de un tratamiento y un remedio biológico, no está de más proteger tu piel y evitar inhalar los compuestos.
  • Agua libre de cloro para preparar la mezcla. De ese modo, estaremos más seguros de que el cloro no interfiere en los demás componentes y la mezcla tenga un buen resultado.

 

 

Cómo eliminar la plaga de forma química

Si la primera opción se nos queda corta, podemos acudir a los fitosanitarios o insecticidas químicos con compuestos diseñados para erradicar este tipo de plagas, entre los que podríamos destacar:

  • Abamectina. Es un acaricida de uso frecuente para erradicar las plagas de ácaros. Es concentrado y muy efectivo. Al ingerir este componente, el ácaro queda paralizado. No se alimenta, no pone huevos y queda afectado todo su sistema nervioso. A corto plazo mueren de forma eficaz. No actúa sobre el huevo así que no debemos bajar la guardia y seguir fumigando para exterminar los huevos que hayan eclosionado.
  • Acaricidas, ovicidas. Existen varios tipos de acaricidas y ovicidas con piretroides, fernasol, etc. que podrían recomendarte en tu grow shop según las condiciones de tu plaga.

 

Fumigar contra los microácaros

Foto de agriculturers

Recomendaciones a tener en cuenta:

 

  • Usar mascarilla y guantes acordes al producto. Ponte guantes desde el momento que estés preparando cualquier mezcla y para fumigar, usa la mascarilla.
  • Agua libre de cloro como comentábamos antes, que el agua que usemos esté limpia de cloro para que no interfiera en la mezcla y haga su función correctamente.
  • NO fumigar en fase de floración. Este tipo de productos se pueden usar en la fase de crecimiento y como máximo en la primera semana de floración, nunca cuando las flores ya estén creciendo y madurando ya que más allá de aquí nos arriesgamos a que queden restos químicos en nuestra planta de cannabis.

A veces es difícil detectar qué tipo de ácaro puede estar atacando tu planta. Por ese motivo, te recomendamos que también consultes nuestro artículo anterior sobre la araña roja y otros ácaros para poder tener más información al respecto y tener más opciones a tu alcance para poder eliminar la plaga en tu planta de marihuana.