Cuando hablamos de Iceolator, estamos hablando también de Bubble Hash, o IWE (Ice Water Extraction). Para realizar esta extracción tan solo usaremos agua y hielo, por ese motivo podemos decir que estamos hablando de extracciones solventless (sin uso de solventes).

La técnica del Iceolator es una técnica de sobras conocida por todos y por eso vemos como en estos últimos años el nivel en la calidad de estas extracciones ha subido hasta el punto de ver gran cantidad de muestras full melt o de fusión completa.

Hay diferentes métodos para realizar la extracción, uno de los más conocidos sería usando materiales que podemos encontramos con facilidad en cualquier growshop:

  • lavadora
  • triángulos
  • mallas de filtrado

 

 

Método iceolator usado por Jhonny Pot

 

Este método es muy sencillo, simplemente tienes que seguir los pasos que te explicamos a continuación:

  • Basta con llenar los triángulos con el material que deseamos utilizar para la extracción e introducirlos en la lavadora, junto al hielo. La proporción de hielo depende del método utilizado por cada persona, en mi caso suelo utilizar 2 bolsas.

 

  • Una vez hecho este paso añadiremos el agua que previamente habremos enfriado en el frigorífico o, en su defecto, en el congelador. La temperatura del agua en el momento de realizar nuestra extracción debe estar entre los 2ºC y los -2ºC.

 

  • En este punto suelo añadir media bolsa más de hielo para cubrir los triángulos y acabar con la proporción justa de agua y hielo, pero esto es algo opcional.

 

  • Ahora es el momento de programar nuestra lavadora a diferentes tiempos, dependiendo del resultado que se pretenda conseguir. Personalmente suelo programar lavados de entre 9 y 15 minutos, puesto que un tiempo excesivo podría empeorar la calidad de la extracción.
    ¡Atención! En este momento es cuando, en mi opinión, se comete uno de los mayores fallos. No debemos programar la lavadora directamente, es importante usar un termómetro para asegurarnos de que el agua ya ha alcanzado la temperatura deseada indicada anteriormente.

 

  • Una vez transcurrido el tiempo programado en la lavadora verteremos el agua batida en un cubo donde habremos puesto las mallas de filtrado, de menor a mayor micraje (25, 45, 73, 90, 120, 160, 190, 220). Cada medida de tricoma se filtrará por las mallas de mayor micraje y quedará retenida en la malla correspondiente. Iremos retirando cada malla una por una, centrando los tricomas con agua a presión y dejando escurrir el exceso de agua.

 

  • Una vez escurrida cada malla, recogeremos el material de cada una de ellas con una cuchara metálica y lo depositamos sobre los cuadrados de malla 25 micrones que proporciona Bubblebags y que habremos preparado anteriormente, colocando varios trozos de papel de cocina debajo de cada uno de ellos para terminar de filtrar el exceso de agua que pueda contener la extracción.

 

 

Secado del Iceolator

 

El secado del Iceolator es para mí uno de los pasos más importantes y en el que debemos centrar nuestra atención para no dejar grandes porciones de resina que tardarían más en secar y podrían causar problemas.

Para empezar debemos realizar un desgranado en pequeñas porciones de la resina extraída para facilitar el secado y evitar que la humedad retenida nos traiga problemas de hongos con posterior “desmoronamiento” de nuestra resina una vez secada. Para ello, uso un colador de grano fino, aproximadamente de un tamaño de 150 micrones.

Iremos pasando pequeñas porciones de resina desde el cuadrado de secado al colador. Con la ayuda de la cucharilla antes mencionada empujaremos con suavidad y ejerciendo movimientos circulares, para así ir pasando poco a poco la resina a través del colador. Para terminar de limpiar la resina que pudiera quedar atrapada en el colador usaremos un cepillo de púas metálicas o en su defecto un cepillo de dientes.

Lo ideal es dejar secar en una habitación oscura, a una temperatura de que debe rondar entre los 18ºC y 21ºC y una humedad constante de entre 45% y 50%.

Recomiendo el uso de cajas de pizza nuevas, solo debemos poner un trozo de papel de horno dentro para evitar el contacto de nuestra resina con el cartón, con ello conseguiremos facilitar el manejo y separación por calidades de nuestra extracción.

Otra técnica de secado del material consiste en el uso de frigoríficos no-frost, con los que se consigue reducir el tiempo de secado y realizar el mismo a una temperatura más baja. Con el uso de estos frigoríficos también existe menor oxidación de nuestra extracción.

Todos estos pequeños cambios en las técnicas que aplicamos hoy en día para realizar un buen Iceolator marcan la diferencia y es por eso que podemos ver muestras con colores tan diferentes y texturas variadas.

 

Entrevista a un amigo extractor que nos muestra su técnica y su Iceolator

 

-¿Qué variedad has usado esta vez para esta extracción Iceolator?
Esta vez he usado semillas de marihuana feminizadas Sour ripper de Ripper seeds.

-¿Has usado lavadora o has batido el material de otra forma?
He usado un talador de batería a velocidad muy baja, con el típico instrumento para remover pintura.

– ¿Qué marca de mallas has usado?
Tengo las mallas Bubblebags de 4,5 litros de 8 mallas, pero esta vez he usado 3.

– ¿En qué malla te ha dado la mejor calidad?
Esta vez he recogido dos calidades, una en la malla 120 y otra en la malla 45 en la que he recogido juntas la 90,73 45, ya que esta vez no quería un material de competición y creo que el resultado ha sido muy bueno aunque sé que el mejor material hubiera quedado en la malla 73.

– ¿Cuánto tiempo has ¨batido” el material utilizado?
Esta vez he batido durante 10 minutos. Primero he esperado dos minutos hasta alcanzar la temperatura deseada de 2ºC, midiendo con el termómetro, en total ha estado 12 minutos en el agua.

– ¿Cuánto tiempo de secado/curado tenía el material utilizado?
2 meses tenía la materia, así que podemos decir que tenía secado y parte de curado.

– Muy bien hecho este curado, y por lo que veo has podido salvaguardar el color de la resina. ¿Qué técnica de secado de la extracción has utilizado? ¿Microplane o Sieve tech?
He congelado el material después de dejarlo escurrir en la malla y recogerlo. Después de 24 horas de congelado, he utilizado el método de Microplane sobre un trozo de papel de horno, puesto sobre unos trozos de papel de cocina, para evitar posibles zonas húmedas.
Para mí es un buen método para dejar tu material muy fino para que seque mejor y más uniforme.

Aquí tuvimos una interrupción ya que para mí el método de Microplane es un poco agresivo (aunque es una buena técnica que uso cuando la ocasión me lo requiere). Si puedo, suelo usar la técnica de Sieve (Colador) ya que me parece menos agresiva, porque no friccionamos contra las paredes de nuestro rallador. La conclusión que sacamos de este punto es que según el tiempo de secado del material utilizado nos permitirá el uso de una técnica u otra.

La verdad es que las muestras que trajo para que probásemos eran de excelente calidad y de un sabor que solo puedo disfrutar en el Iceolator. Desde aquí te damos las gracias por esta entrevista que nos has concedido y nos despedimos hasta la próxima, que espero que sea bien pronto.

Jhonny Pot