Gracias a la Fundación Canna, dedicada a la investigación científica y análisis de Cannabis, con una pequeñísima cantidad de flor podemos hacernos una idea de los terpenoides que posee una variedad.

Cabe tener en cuenta que las condiciones de cultivo y de conservación de las semillas de cannabis pueden hacer variar sustancialmente la cantidad de terpenoides de una muestra, pero a grandes rasgos nos servirá de orientación.

En este caso analizamos una muestra de Black Valley de exterior con casi tres meses de secado al aire sin ningún tipo de conservación. Dados los datos, podemos presuponer que la muestra habrá perdido gran parte de los monoterpenos, que son muy volátiles, pero las proporciones relativas se mantendrán.

 

Resultado de los análisis de terpenos de las semillas de marihuana Black Valley de Ripper Seeds

 

Como podemos observar, en el análisis del cromatógrafo la proporción relativa de monoterpenos tiene una predominante clara de los monoterpenos a-pineno con un 52,4% y un 19,0% de b-pineno.

A continuación os adjuntamos una breve descripción del pineno que hace la propia Fundación Canna.

“El pineno es el nombre común que se utiliza para referirse a dos monoterpenos bicíclicos isómeros, el alfa-pineno y el beta-pineno, que son componentes principales de la resina de pino y de otras coníferas, y justo por esta razón tiene este nombre, aunque es el terpeno más ampliamente distribuido en la naturaleza. De hecho, no solo los encontramos en el reino vegetal, ya que los dos compuestos forman parte del sistema químico de comunicación de los insectos y actúan como repelentes para los insectos.

Tienen una amplia actividad antibiótica, incluso frente a patógenos resistentes a los antibióticos. Una de las mayores actividades terapéuticas que tienen es la de anti-inflamatorio, bloqueando la señalización inflamatoria de las prostaglandinas de manera similar al mirceno. También tienen actividad como bronco-dilatador en humanos cuando vienen inhalados a bajas concentraciones, y entonces este efecto podría influir en una mayor absorción de los cannabinoides en los pulmones al fumar, o al vaporizar cannabis con altos contenidos en alfa y beta-pineno, aumentando las concentraciones plasmáticas y, como consecuencia, el efecto de los cannabinoides.

El alfa-pineno es un inhibidor de la acetilcolinesterasa, pudiendo tener efectos favorables sobre la memoria y pudiendo disminuir los efectos negativos del THC sobre esta misma, aunque actualmente esta es una mera hipótesis. A parte de su actividad, el alfa-pineno ha servido también como base biosintética para los ligandos del receptor cannabinoide CB2. En las distintas variedades de cannabis el pineno parece ser muy estable en su expresión, conformando alrededor del 10% y llegando a un máximo del 15-20% de la composición de terpenos.”

Como observamos en el análisis, la variedad Black Valley posee una alta proporción relativa de este tipo de terpenoides más predominantes en las sativas, pero en una planta claramente índica. No es de extrañar pues que fuera elegida como una de las mejores variedades para el dolor en el certamen BestFes celebrado en Growmed de Valencia en 2013 dadas las propiedades de este tipo de terpenoide.

También puedes consultar nuestro análisis de terpenoides de nuestras semillas de marihuana Toxic.